cafecontexto

lunes, 5 de septiembre de 2011


Eva María Hernández Villegas, Eva Hache para los telespectadores. Actriz, cómica y presentadora en varias cadenas de televisión. Asomó la cabeza en Segovia un verano de 1972 y desde entonces no son pocos los que se han reído con ella. Estudió Filología inglesa, hizo teatro, interpretó una pieza de cabaret autoproducida y consiguió colarse como monologuista en Paramount Comedy. Ganó el cuarto certamen de monólogos de "El club de la comedia". Apareció en programas como "La noche con Fuentes" y "Splunge". Presentó "Noche Hache", "Saturday Night Live", "Con Hache de Eva" y actualmente la podemos encontrar al mando de la edición actual de "El club de la comedia". Si quieren saber más de ella, sigan leyendo.





-Después de muchos años, muchos programas, compañeros y cadenas, ¿cómo recuerdas tus primeros pinitos?

Los primeros, primeros, cuando trabajaba en la compañía de teatro de Juan Antonio Quintana, de 1992 a 1995, los recuerdo con disciplina y aprendizaje. Pero, curiosamente, me sentía más importante que ahora.

Al empezar a trabajar con Globomedia, después de ganar el certamen de El Club, con mucha naturalidad. Algo de respeto también, pero cómoda.



-¿Alguna espinita clavada en la pequeña pantalla?

Lo más triste es cuando se acaban los proyectos que no salen adelante como se esperaba. No por mí, que me voy de vacaciones, sino por los equipos, que se van al paro.



-¿Cómo se le dice a los padres que quieres ganarte la vida haciendo reír al personal?

Da igual cómo se diga, los primeros en reirse van a ser ellos. En mi caso, se demostró con los hechos.


-Mójate...de todas las personas entrevistadas en tus diferentes programas, ¿cuál te hizo más ilusión?

Fernando Arrabal. Lo admiro. Me resultó emocionante y muy divertido.



-¿Chiste fácil o humor inteligente?

Los dos. Si "fácil" no es sinónimo de zafio. El humor es inteligente por definición. Otra cosa es que sea sesudo por obligación, que eso no lo soporta ni Krusty.



-¿Crees que se cancelan buenos programas en la parrilla actual? ¿Existe la fórmula mágica para mantener un programa de humor en antena?

No existe. Como en todo, mandan los mercados.



-¿Es un chollo eso de trabajar en algo como el humor?

Es un privilegio. Contando con que, de entrada, trabajar en algo que nos gusta es una situación excepcional. Ahora, es un trabajo, por el que nos pagan, bien, vale, pero a mí a veces me apetece más la playa. Luego voy y se me pasa.




-¿Tienes algún proyecto paralelo a tu trabajo en televisión? ¿Algún hobbie secreto?

Tengo pendiente un montaje teatral y la vida contemplativa.



-¿Cómo se sabe si un monólogo gustará? ¿Ensayas en casa?

En casa, memorizo y matizo. No ensayo delante del espejo porque me despisto. Luego, en el teatro, con el equipo, remato.

Nunca se sabe si gustará mucho, poco o a rabiar hasta que el público esté pero, por la experiencia acumulada, podemos afinar desde que se escribe.





-Algo de cotilleo...¿cómo fue eso de entrevistar al presidente?

Muy bien. Aparte de ser un presidente del gobierno, es un hombre bastante normal. Mucha presión y dudas los días anteriores, sí. En general, es bien curioso.



-Para terminar..¿dónde se ve en diez años?

¡Uy! Pues, sinceramente, espero haber ahorrado muchísimo y perseguir el buen tiempo viajando por el mundo. Claro que, si me siguen ofreciendo buenos trabajos, supongo que intentaré aprender a hacer cosas nuevas para que ustedes las vean.



De obligado cumplimiento...

Un libro: "Orm, el rojo", Bengtsson.

Un disco: cualquiera de Da Punto Beat.

Una canción: "If I was your girlfriend", Prince.

Una época en la que vivir: primavera-verano.

Un plato: de jamón, por favor.

Una película: ¿reciente? "Primos", Sánchez-Arévalo.

Un bar: Ojo bar, Segovia.

Una hora del día: la de comer.

Una duda existencial: ¿Perdone?

Pregunta para el siguiente entrevistado: ¿Qué es lo que más le molesta de las entrevistas?

Pregunta del anterior entrevistado: ¿Si pudieras ser el amante de un personaje histórico a quién elegirías? -Al que inventó la rueda. Por lo tranquilo.

miércoles, 4 de mayo de 2011

"Hay gente con muchas propuestas interesantes con ganas de ser escuchadas"



Anna Liebheart es alguien que parece haber venido de otro sitio, de un lugar del norte, con nieve y chimenea. Le gusta caminar descalza y trepar a los árboles. Recolectora de palabras y abrazos, lleva seis años trabajando entre libros, encontrando la palabra adecuada para cada persona y escuchando la historia que se esconde debajo de los pequeños silencios. Desde hace más de dos años reinventa el pasado a través de una marca de moda y complementos (Polarité) que lleva con una de sus mejores amigas. Escritora de instantes y vidas pequeñas decidió abrirse un blog que tuviera un nombre largo y repleto de secretos (The magic box that came to the other side). En él habla del talento de los otros a través de cuentos que ella escribe. Últimamente lo tiene un poco abandonado porque ha decidido reinventar París. Si te apetece conocer este proyecto puedes disfrutar de una pequeña visita guiada, sólo tienes que seguir leyendo.



-En un proyecto así, ¿cómo se elige a los colaboradores?

Elegir es cuestión de saltar en la dirección adecuada. Desde hace meses sigo de cerca la pista a varios creadores, en su mayoría ilustradores y fotógrafos. Tal vez porque yo parto de la palabra, admiro y me detengo más en la capacidad del trazo y los colores. La imagen es una constante en mi imaginario creativo. Nombres como Nader Sharaf, Sara Morante, Iratxe López de Munaín, Ana Bustelo…son de visita obligada en mí día a día. Fueron de los primeros a los que hable de este proyecto que me traía entre manos y todos y cada uno de ellos se han ido sumando a esta propuesta. Lo cierto es que mandé más de cien mails en un comienzo, sin mucha esperanza y ahora no deja de sorprenderme la buena acogida que está teniendo Postcards. Tanta, que en ocasiones abro el buzón y parpadeo al ver 25 mensajes nuevos… Todo comenzó como algo pequeño y ahora no deja de crecer. Eso demuestra que hay gente con muchas propuestas interesantes con ganas de ser escuchadas. Elegir por ahora ha sido fácil. Hay mucha calidad entre los colaboradores. Me lo ponen fácil.


-¿Sabías desde un principio cómo iba a ser Postcards from Paris?

Nunca imaginé algo así y sé que todavía voy a seguir sorprendiéndome porque estamos en pleno despegue y eso me encanta. Creo que estamos viviendo un momento muy hermoso. Aún así debo admitir que no ha sido nada complicado. Lo bueno de un proyecto autogestionado es que desde el principio todo se ha ido haciendo de forma tranquila, sin prisas, dialogando con los creadores, resolviendo dudas, intercambiando ideas. Aprendo mucho de ellos y al no tener la obligación de lograr algo concreto, no existe presión ni condicionantes. Nuestro objetivo es revisitar París para otros y disfrutar haciéndolo. Y eso está más que conseguido…

¿Dónde acaba tu papel y empieza el de los colaboradores del proyecto?

Mi papel en este proyecto es doble: como coordinadora y como creadora. Me gusta esta doble faceta, ambas son necesarias para que el proyecto mantenga el equilibrio en mí. Aunque últimamente casi toda mi energía está centrada en la parte de gestión, estamos en un momento clave y creo que debo dar más de mí en este aspecto. Aún así sigo escribiendo vidas imaginarias siempre que puedo. La palabra es oxígeno para mí.

Pero este proyecto no trata sobre Anna Liebheart sino sobre todos los demás. Lo importante son ellos, así que el peso de Postcards from Paris lo lleva cada creador. Son pequeños núcleos que componen esta ciudad. Le cambian el orden, el color, ponen su mirada y hacen que nada vuelva a ser lo mismo. Yo en esto me limito a estar entre bambalinas y dar difusión a cada trabajo, a ayudarlos en cualquier cosa que pueda surgir, a veces dar ideas o un enfoque pero ellos son los que hacen que la música suene y den ganas de imaginar una vida alternativa en París.

Además, hemos logrado entre varios de nosotros una estrecha colaboración y además de crear me ayudan a mejorar el proyecto, su diseño, su difusión. No puedo estar más que agradecida por todo lo que estoy aprendiendo. Estoy rodeada de maestros…


-Una de las ciudades más explotadas del arte…¿por qué París?

Por un único motivo que poco o nada tiene que ver con la proyección de esta ciudad en el arte. Fue pura casualidad. Hace 5 años cuando surgió el proyecto yo trabajaba en una librería en el centro de Madrid y colocando la sección de turismo encontré un mapa algo desgastado de París, lo abrí y recorrí sus calles con el dedo. Luego miré a la gente que tanto busca escapar, que paga por dejar su propia vida en pequeños períodos de tiempo y pensé, ¿por qué no ofrecer a esas personas una vida imaginaria en otro lugar?, por ejemplo en París. Todo se resumía en hacer realidad lo que guardan dentro y no tienen. Y así comenzó todo, con una chica desplegando un mapa en un mostrador, preguntando a los clientes: ¿a usted le gustaría jugar a tener una vida imaginaria en…?

Todavía sonrío al recordarlo…

-Fotógrafos, ilustradores, escritores, diseñadores gráficos…¿hay un límite?

En principio cualquier propuesta artística es bien recibida. Me gustaría que hubiese más músicos, cineastas y tal vez algún actor. Hay tantas posibilidades abiertas al reinventar una ciudad que siempre quedan huecos. Según avanza el proyecto voy dándome cuenta de que los creadores gráficos y los escritores no pueden cubrirlos todos, así que animo a cualquiera que tenga ganas a que se nos una. Hay mucho por hacer.

-El proyecto tiene tres meses de vida y ya sois más de 60 creadores…¿cómo se consigue eso?

Prometiéndoles una casa hermosa y un buen plan de jubilación o mejor…hipnotizándolos a todos. Es broma. Escribiendo mucho y a mucha gente distinta. Tengo París en la boca. De hecho, creo que de aquí a nada me crecen avenidas en los labios de tanto nombrar lugares, de contar ideas, de compartir este sueño. Luego ha sido cuestión de que el proyecto ha gustado y se ha difundido de forma muy rápida, de boca a boca. Los blogs y las redes sociales han sido nuestra mejor baza. Eso demuestra que algo ha cambiado y que la información que antes permanecía estática ahora llega a cualquier parte. Sólo es cuestión de proponérselo.



-Sabemos que también tienes algún que otro proyecto paralelo…

Sí, de hecho varios: tengo una marca de moda y complementos (Polarité) con una de mis mejores amigas desde hace más de 2 años. Somos como dos niñas reinventando el pasado de los otros y trayéndolo al presente. Trabajamos con imágenes antiguas y las reconvertimos para nuestras creaciones, creando un nuevo contexto, una nueva historia. Esta nueva colección está repleta de dobles juegos y color, mucho color.

Luego tengo mi blog, donde recupero mi parte literaria y escribo sobre el talento de los demás (the magic box that came to the other side). Es gracias a este blog que he conocido a tanta gente. En estos meses he confirmado algo que ya venía intuyendo y es que me gusta hacer de puente entre lo que me gusta y lo que los demás buscan. Dar a conocer, descubrir, compartir, son palabras con las que me siento totalmente identificada.

-¿Se siente una responsabilidad trabajando con tanta gente? ¿Cómo seleccionas a los colaboradores?

En ocasiones da bastante vértigo. Soy tremendamente responsable y quiero atender a todo el mundo tal y como se merece. Cuando no puedo contestar un mail, me tiro de los pelos. No me gusta hacer esperar a nadie. Pero últimamente me cuesta, así que cojo aire y me marco mis tiempos. Por ahora la gente es comprensiva, pero me estoy planteando tener un asistente en breve ;) ¿algún voluntario?

-¿Qué otras ciudades te marcaron?

Edimburgo, Londres y Lisboa. Son mis tres rincones preferidos hasta la fecha. No me canso de ellos. Me siento como en casa…

-¿Qué ciudad reinventarías si no fuera París?

Londres, Tokio, Nueva York, Lisboa…las posibilidades son infinitas. Si el proyecto funciona tal y como queremos, podríamos desembarcar en otra ciudad y hacerla posible desde nuevos puntos de vista.

-Picasso decía que la inspiración existe, pero que tiene encontrarte trabajando, ¿cómo funcionas tú?

Para crear, a parte de trabajar y estar activo, hace falta tiempo. Yo funciono porque vivo en una ciudad de distancias pequeñas y eso me deja mucho tiempo libre para hacer lo que quiero. Eso y que tengo justo la vida que quiero en este momento. Eso te da libertad total para decir ¿a qué jugamos ahora? Y eso hago, jugar…y no pienso dejar de hacerlo.


De obligado cumplimiento...


Un libro: Las ciudades invisibles, de Italo Calvino. Es sin duda el libro que me inspiró para hacer este proyecto. Recomiendo leerlo salteado y una ciudad por día. Es la mejor forma de viajar por sus páginas, descubriendo que cada ciudad encierra múltiples y sorprendentes historias.

Un disco: My friends all died in a plane crash, de Cocoon. Desde hace tres semanas no puedo parar de escucharlo, sus voces me resultan adictivas.

Una canción: Let’s get lost, cantada por Chet Baker.

Una época en la que vivir: Principios de los años 20 para poder bailar un Charleston en París.

Un plato: Lasaña de trufas y boletus con ragú de ciervo. Un experimento italiano que me hace pecar, mínimo, una vez al mes.

Una película: Totoro, de Hayao Miyazaki. Es mi número 1 desde que la vi con nueve años. Si algún día tengo un jardín plantaré un alcanforero, por si el rey del bosque decide visitarme…

Un bar: El Pavilhâo Chinés, en Lisboa.

Una hora del día: Las 9:30 de la mañana. Me siento llena de energía y es la hora de desayunar cosas deliciosas…

Una duda existencial: ¿Lograré algún día tener una casa con suficientes estanterías para todos mis libros?

Pregunta del anterior entrevistado: ¿Cuál es el regalo más estúpido-inservible que te han hecho? El regalo más inservible que me han hecho es una olla Express. Odio las cosas rápidas. Lo cocino todo a fuego lento y en las viejas cacerolas de mi abuela. Si alguien la quiere que me escriba, está cogiendo polvo en alguna parte de mi casa….

Pregunta para el siguiente entrevistado: ¿Si pudieras ser el amante de un personaje histórico a quién elegirías?



Fotografías de Gemma Socias y Agnes Deer


viernes, 19 de marzo de 2010

"La vocación artística se crea con el tiempo y con la necesidad"

Daniel Estheras (Daniel Esteras de las Heras a la hora de rellenar papeles) tiene 23 años y es de Madrid. Es estudiante de “Comunicación Audiovisual” y “Publicidad y Relaciones Públicas”. Actualmente también está terminando su corto de fin de carrera y por si todo esto fuera poco, en sus ratos libres hace fotografías, collages, carteles y diseños. Empezó diseñando carteles y merchandising de Lantana a la vez que ella se dejaba fotografiar por él. También ha fotografiado y “carteleado” a artistas poco conocidos como Zahara, Carlos Siles, Miss Caffeina, Almudena Jiménez y Vaivencida entre otros. Aunque hace algunos años tuvo su época de parón artístico, fue Francisca Pageo la que, con su trabajo, consiguió despertar en Daniel las ganas de volver a coger pegamento y tijeras. ¿Todos listos? A ver, tú, un poquito hacia la derecha. Digan patata…




-¿La vocación artística se lleva de serie o se va creando con el tiempo?

Sin duda se va creando con el tiempo. La verdad es que desde siempre miraba con ojos recelosos a mi tío, siempre con la cámara en la mano grabando y haciendo fotos. Las pocas veces que me la dejaba, al ver las fotos que hacía me decía, "qué cosas mas raras, a ver si encuadras bien y te dejas de detallitos". Poco a poco me fui concienciando de que me tendría qu
e hacer con una cámara propia para evitar la "censura estilística" de la familia. En cuanto a lo demás, los garabatos y los collages fueron apareciendo poco a poco, por influencia de ir a ver exposiciones todos los domingos con mi padre o por que realmente necesitaba expresar lo que sentía o pensaba en cada momento. Así que después de toda esta parrafada, la vocación artística se crea con el tiempo y con la necesidad.

-La foto que quisiste y no pudiste hacer…

Mmm…lo cierto es que siempre voy con la cámara al hombro (alguna contractura de espalda me ha costado). Siempre que puedo la llevo así que pocas veces me arrepiento de no hacer una foto. Pero la verdad es que me he arrepentido de no llevar cámara muchas veces en el metro a primera hora de la mañana. ¡Hay gente tan peculiar!




-¿Con qué muerto te hubiera gustado trabajar?

Con Jacques Tati, un director de cine francés que tiene una peculiar manera de ver la vida del futuro. Sin duda me hubiese encantado hacer algún cartel suyo o ayudarle a grabar una película.

-La fotografía de cara a la vida laboral...

Es una locura. Muy pocos viven de ella. O consigues que una revista te coja como fijo o empiezas a deambular haciendo exposiciones en bares que al final sirven de poco. Un poco kamikaze, lo reconozco.




-¿La naturalidad de un gesto en mitad de una canción o una foto preparada en una sesión?


La naturalidad de un gesto siempre. Aunque a veces las fotos mas naturales salen en una sesión preparada. Ese giro que das de repente o las uñas que te muerdes. El instante decisivo es importantísimo, estar con el objetivo apuntando hasta que ves ese gesto, esa mirada y click!, foto.

-Tu trabajo e internet...


Está muy relacionado. Sin internet no podría dar a conocer mis cosillas. Desde Fotolog a Myspace, pasando por Facebook o Twitter (esa red inútil por excelencia). Todo es vital para que la gente te conozca y empiece el boca a boca.




-Una fotografía de un cantante que te gusta, diseñarle el myspace a una amiga...¿y cuándo hay que trabajar por encargo?


Pues hay que asumir que es un trabajo más y que tienes que hacerlo sin miramientos. De todos modos no he tenido muchos aprietos de esos. Ahora lo hago sinceramente por gusto, me doy el capricho de hacérselo a quien me apetece. Pero llegado el momento, imagino que habrá que hacerlo sin mas. Aunque si es alguien que odio mucho imagino que pondría algún tipo de excusa. Jajaja.

-Referentes…


En cuanto a la fotografía, Ramón Masats y Chema Madoz me abrieron los ojos y me hicieron darme cuenta que la fotografía no solo son instantáneas de cumpleaños. También me encantan Catalá Roca, Irving Penn, Avedon...Y en cuanto a gente joven: Lyona, Francisca Pageo, Queentin, Vladimir Borowicz, Thomas Canet, Daniel Garzee, Blanca Galindo, Mercedes Hausmann, Ana Himes, Laura Encursiva…Hay gente increíble. Luego en cuanto a los collages y el diseño,me dejo influir por todo tipo de cosas. Me encantan todos los diseños de propaganda soviéticos, las fotos de KLING, libros viejos, la Bahaus, cuentos de siempre, fotos de revistas de moda, canciones de todo tipo, telas, textos que encuentro en internet...



-Daniel Estheras en siete años…

Pues la verdad es que me veo en Londres o en Madrid trabajando en una empresa de Publicidad viviendo con algún amigo/a. Y en mis ratos libres haciendo fotos a mansalva y yendo de conciertos, por supuesto. La fotografía como modo de vida hoy por hoy es muy difícil.


-¿Utilizas programas tanto para diseño web cómo para fotografías?


Por supuesto, aunque lo analógico y lo manual siempre queda muy bien. Las fotografías casi siempre las suelo pasar por photoshop y en cuanto a los diseños, muchos de ellos se basan en cosas que escaneo, papeles antiguos, clips, fotos...En ocasiones algo de Freehand o Illustrator para hacer logos o formas. No soy de los puristas que reniegan del ordenador porque creen que usar photoshop es engañar a la gente. Es como quien revela una foto en su laboratorio y decide cuanto tiempo de exposición le da al papel o que zonas tapa para que no se vean bordes.

-¿Consideras que es un chollo currar en algo que te gusta?


Hombre, ¡claro que es un chollo! ¿Quién no quiere trabajar en lo que más le gusta? ¿Quién no quiere tirarse su vida haciendo fotos en vez de estar encerrado en una oficina de 8 a 8 frente a un ordenador haciendo facturas y cálculos aguantando a su jefe? Pero todo tiene su peligro, llevar lo que más te gusta a tu trabajo siempre puede acabar perjudicándote y acabar cansado de lo que más te gustaba. Quizá la solución es buscar algo que también te guste y dejar tu labor preferida para tus ratos libres, para que sea siempre un respiro a tu día a día.




De obligado cumplimiento...

Un libro:
"Cuentos breves para leer en el bus" que leo en el metro.

Un disco:
Decir uno sería casi imposible, digo dos: "Viva La Guerra" de Standstill o "Cuantas veces habré intentado que juegues conmigo" de Carlos Siles.

Una canción:
“Creep” de Radiohead.

Una época en la que vivir:
En los 50, haciendo editoriales de moda en blanco y negro.

Un plato:
Espaguetis a la carbonara de mi madre.

Una película:
"Los amantes del circulo polar".

Un bar:
"El Mareas".

Una hora del día:
Cualquier hora en la que esté tomando un café con los compañeros de clase.
Una duda existencial: ¿Que pensarán las señoras de sus grupos en facebook?
Pregunta del anterior entrevistado: ¿Cómo fue tu primer beso? Estúpido y tímido.
Pregunta para el siguiente entrevistado: ¿Cuál es el regalo mas estúpido-inservible que te han hecho?

http://www.fotolog.com/danielesteras
http://twitter.com/danielesteras
http://www.myspace.com/danielesteras
http://www.flickr.com/photos/danielesteras/
http://www.facebook.com/pages/Madrid/Daniel-Estheras/317114964605
http://www.formspring.me/danielesteras

martes, 23 de febrero de 2010

"Se está formando una cultura del videoclip"


Lyona (Marta Puig en el DNI) nació un 1 de Agosto de 1979 en Barcelona. Es diseñadora gráfica, fotógrafa, y realizadora de video y cine...una joyita. Muy conocida por ser la realizadora de videoclips para Love of Lesbian o The New Raemon, entre otros, ha sabido, con poco presupuesto y pocos medios, hacerse con un sello indiscutible en cada uno de sus trabajos. Prueba de ello es el galardón que se llevó en el FIVECC, festival de videoclips de Alicante, en Julio del pasado año, por su videoclip "Te odio", de Los seis días. Cabe decir que tiene en su haber una tienda on-line de camisetas diseñadas por ella misma. También puedes encontrarla en Fotolog, Myspace, Twitter, Flickr, Facebook (con más de 4.000 amigos), pero...¿quién es Lyona?. Pasen y vean.

-¿Cómo es un Lunes en la vida de Lyona?

Buf... me levanto tarde, no tengo horarios, enciendo el ordenador, pongo al día fotolog, facebook, myspace y empiezo a trabajar.




-En este mundo de redes sociales, de saber que tu trabajo llega a tanta gente, ¿qué importancia tiene crearse un personaje como Lyona? ¿Dista mucho de la Marta de andar por casa?


Bueno, la verdad es que nunca me lo planteé...simplemente surgió. Lyona era mi nick de fotolog, mucha gente me conocía de allí, así que luego fui firmando los videoclips con ese nombre. Me gusta como suena, y Marta Puig hay muchas. Supongo que me sirve como máscara,... me suelto y me hago autorretratos que firmando como Marta Puig quizás no me atreviría a hacerme, y me da como una sensación de anonimato extraña. Supongo que es lo que tiene la red, puedes ser quien quieras ser.

-¿Cuál fue el día que dijiste "yo quiero dirigir videoclips"?

Creo que viene de cuando yo era muy pequeña. Era muy fan de los programas de videoclips, como Sputnik. Me podía pasar horas mirando videoclips. Siempre decía: "veo uno más y me voy.. ". De hecho tengo miles de cintas vhs con videoclips que grababa para tenerlos para siempre.


-Fotos, vídeos, camisetas...¿alguna asignatura pendiente?

Mmmm.. pues aprender a tocar el bajo.

-En los últimos videoclips de Love of Lesbian podemos observar a los mismos protagonistas, un chico y una chica. ¿De dónde salieron Carlos y Marina?


De internet. Un día vi una foto de Marina, y flipé, me encantaba su actitud frente la cámara, mirando sus fotos, descubrí una tira de fotomatón con Carlos, y pensé que ellos tenían que ser los protagonistas de 1999.


-¿Qué videoclip te marcó?

Wow...Difícil de responder. Algunos que me impactaron, Sledgehammer de Peter Gabriel y Bittersweet Symphony de The Verve.


-Supongo que es más fácil currar cuando la música del grupo te encanta...

Mucho más facil, las imágenes te vienen a la cabeza casi sin pensar...

-¿Recuerdas qué fue lo primero que grabaste?

¿En mi vida? Creo que fue un capítulo de la teleserie Poble Nou que nos inventamos unos amigos y yo.

-De pequeña querías ser...


Astronauta.

-Volviendo a Love of Lesbian, se puede decir que vuestra "historia de amor" empezó con Universos Infinitos...


Sí, ahí empezó todo. Fue super fácil, me contactaron, me pasaron el disco y me dejaron total libertad para escoger cualquier tema y hacer lo que quisiera. Puse el cd, y ya con las primeras notas vi las canicas danzando.



-Ahora los fans se confabulan para que dirijas un videoclip de Zahara, ¿el público siempre lleva la razón?


No sé si siempre tienen la razón, pero si que es verdad, que por primera vez, el público puede opinar sobre los videoclips, y supongo que es gracias a plataformas como youtube o facebook. Antes los videoclips eran casi siempre anónimos, en los programas no ponían nunca quien los había realizado, y solo ponían los que tenían detrás grandes discográficas. Ahora pienso que se está formando una cultura del videoclip, y es gracias a internet. A mí, ver los comentarios en el youtube, me supone la mejor recompensa al trabajo hecho.

De obligado cumplimiento...

Un libro: Rojo y negro de Stendhal

Un disco: This is hardcore de Pulp

Una canción: Incendios de nieve de Love of lesbian

Una época en la que vivir: Los años 20

Un plato: Spaghettis a la carbonara

Una película:
Eduardo Manostijeras

Un bar:
El Vinilo

Una hora del día:
Las doce de la noche

Una duda existencial:
¿Quién fue la madre cero?


-Pregunta del anterior entrevistado: ¿Te cambiarías por alguien? ¿Por quién y por qué?: Me cambiaría por un gato. ¿Se puede? Me encantan. Son elegantes, independientes y solo comen, duermen y f*****.

-Pregunta para el siguiente entrevistado:
¿Cómo fue tu primer beso?

jueves, 18 de febrero de 2010

"Hace falta mucha gente que haga música"


Elena Bugedo (alias Miss Olivetti) es una cantautora madrileña afincada en Granada. Influenciada por pop internacional de los 80 y 90 y folclore sudamericano, desde pequeña empezó a interesarse por la composición e interpretación musical. En 2002, firma con BMG su primer trabajo discográfico con la colaboración de Luis Eduardo Aute en uno de sus temas. En 2005, liberada de todo contrato discográfico se une musicalmente con el argentino Fede Comín y forman MIRA COMO TIEMBLO. Crean un disco donde podemos encontrar: guitarra, charango, loops, piano, teclado, bajo, percusión...Una apuesta por las raíces modernas de cada uno de sus componentes. Es Embajadora contra el Sida y forma parte de la FUNDACIÓN NELSON MANDELA 46664 así como de la Plataforma Mujeres Artistas contra la Violencia. Actualmente, también es integrante de LA BBC Y LOS MINICOMPONENTES. Un patio de recreo musical. Interpretando desde temas propios, hasta versiones De Ace of Base, Madonna, Radiohead o Michael Jackson. Sonidos acústicos, loops, artilugios extraños, máquinas de escribir y todo lo que pueda hacer pasar un rato de diversión musical, en una retransmisión en directo. Sin trampa ni cartón. También pueden encontrarla alguna que otra noche en La Tertulia, lugar de encuentro musical en Granada, en el que Elena se ha hecho, con los años, un hueco insustituible.

-Elena, después de cantar junto a genios de la música como Ruibal o Drexler, ¿alguna espinita clavada? ¿Le queda algún dúo en el tintero?

Bueno, con Ruibal sí. Con Drexler compartí escenario pero no tuve la suerte de cantar nada juntos. Espinitas clavadas pocas, pero si que espero hacer muchas más cosas en la música y eso incluye cantar con cualquiera de las personas que escucho y admiro.

-Un concierto que nunca olvidará...

Uf...eso es difícil porque últimamente son muchos y todos lindos, pero quizá un concierto especial fue el primero que dimos Fede, Bruno y yo antes de que empezara la BBC en La Tertulia un 3 de Agosto. Ese día comenzó algo precioso entre nosotros y nació la BBC.

-La tarara, el escondite inglés, chinito tú, chinito yo...¿muchas influencias de su infancia?

¡Por supuesto! Las cosas más importantes de la vida las aprendí en el recreo del colegio y son sensaciones que procuro no olvidar. Pienso que si nos desconectamos de eso perdemos una parte importante de nosotros. Además es una estética, y es algo reconocible en mi trabajo. No es infantilismo ni ñoñería, es sólo algo que me identifica con una generación y me gusta tenerlo en cuenta.

-¿Cuál es su "símbolo de paz"?

Los símbolos nos representan. Nos permiten diferenciarnos de los demás y a la vez reconocernos cuando tenemos cosas en común. La música y la manera en que la BBC se da, es para mi el mejor símbolo de paz. Además, un símbolo representa las ideas, y por suerte, de esas, tenemos unas cuantas.


-Si no le hubiese dado por coger una guitarra...

Pues cualquier otra cosa me hubiera hecho feliz, desde cortar el pelo, vender flores o ser maestra de escuela. Eso sí, daría el cante en cualquier circunstancia, aunque mi elemento es el escenario. Pero creo que podría haber encontrado otra vocación a poquito que me hubiera parado a pensar. Lo que pasa es que pienso poco y me dejo llevar, así que...aquí estoy.

-La Tertulia, ¿es como una prolongación del salón de su casa?

Eso cada vez pasa con mas escenarios a los que vuelvo y voy sintiendo míos, sí, cualquier escenario debe provocar en mí ese efecto para que yo pueda darlo todo. Indudablemente, La Tertulia fue el primer lugar donde me sucedió tan tremenda felicidad y espero que vengan muchos más.

-Tocando varias veces en un mismo mes, es fácil acostumbrarse a los aplausos...

Por el amor de dios...¡QUE NO ME FALTEN NUNCA!

-El éxito...¿para qué sirve?

Para nada. Yo no lo quiero. Quiero trabajar más y mejor para poder trabajar en mejores condiciones y ganarme la vida con el oficio digno y respetable de la música. Los artistas somos como los panaderos o los electricistas. Hacemos nuestro trabajo y con ello nos ganamos la vida. Creo que ahí fuera se han equivocado con el planteamiento. No somos especiales ni mejores que los demás. En esta profesión o es todo o es nada, y no tiene sentido. Hacen falta muchos obreros para una fábrica. Hace falta mucha gente que haga música y se gane la vida dignamente, porque esa es la cultura de un pueblo, no la que se vende en la tele ni la que se sirve del marketing para ganar fortunas.

-Un chico de veinte años que escucha los 40 principales en su casa, entra a un bar a tomarse una caña con los amigos y se encuentra a una mujer cantando por un megáfono y con una máquina de escribir haciendo soniditos...¿se queda a tomarse la caña?

Se queda, aunque sea para reírse al principio, y después muchos de esos se acercan y te dicen: "Oye, no es mi tipo de música pero lo haces de puta madre". Y ese piropo, vale un potosí.

-¿Por qué la gente se lo pasa tan bien con la BBC?

Porque es de verdad. Sin pretensiones de nada. Es lo que somos. Si nos quieres bien y si no, nos dejas, ya sabes....como las lentejas.

-¿A qué cantautores admira?

En general no escucho muchos cantautores, pero admiro a Drexler, a Kevin Johansen, a Ruibal y poco más. Y bueno...compañeros...a muchos como Calderón, Leo Minax, Los Antílopez...mucha gente que está cerca y hace cosas grandes y trabaja mucho. Eso es lo que admiro. Y luego en casa escucho otras cosas...de todo...¡que viva el Spotify!


De obligado cumplimiento...

Un libro: Cualquiera de Italo Calvino o de Galeano.Y un clásico de Lewis Carroll, "Alicia en el País de las Maravillas". ¡Cuanta informacion en ese libro!

Un disco: "Medusa" de Annie Lenox.

Una canción: ¿Una sola?

Una época en la que vivir: Uy,me quedo en esta. Si se pudiera viajar en el tiempo visitaría todas, pero volvería a este caótico siglo XXI.

Un plato: Pasta de cualquier manera.

Una película: El viaje de Chihiro.

Un bar: El Pay-Pay

Una hora del día: Las tres de la mañana.

Una duda existencial: ¿Los perros piensan?

Pregunta para el siguiente entrevistado: ¿Te cambiarías por alguien? ¿Por quién y por qué?


http://www.myspace.com/elenabugedomusica



domingo, 14 de febrero de 2010

poquito poquito

Juro que queda muy poco para empezar. (Algún astro confabula contra mí).
De todas formas, os dejo la página de Facebook para que sigáis todo lo que se va avecinando.
Pues, ¿de qué sirve que hagas algo si no te puedes hacer fan?

:)

http://www.facebook.com/pages/cafecontexto/

jueves, 11 de febrero de 2010

¿Qué es cafecontexto?

Es como la cola de la pescadería.
O la sala de espera del dentista.
No conoces a nadie de nada.
Pero te enteras de todo.
Y no tienen mucho que ver contigo.
Pero te da curiosidad.
No sé cuánta gente pasará por aquí.
O de qué cosas se hablarán.
Ni de cómo acabará.
Sé que quiero que participéis.
Si os apetece, claro.
Pillen sitio.
¿Cuántas de azúcar?

previously